DIETA CETOGÉNICA (parte 1)

DIETA CETOGENICA

Hay muchos tipos de alimentación y hablar de ellos es meterse en terrenos escabrosos, pero ahora es tendencia la dieta cetogénica, o Keto diet, avalada por médicos que reportan sus beneficios.

Yo particularmente la sigo desde hace un año así que puedo dar mi testimonio personal pero, por encima de él, para escribir este post me apoyo en lo que declaran los especialistas.

Esta publicación está dividida en dos capítulos, para que no se haga tan extensa.

En este post :

  • Historia de la dieta cetogénica
  • En qué se basa
  • Los beneficios
  • Alimentos permitidos
  • Alimentos prohibidos

En el siguiente post:

  • Mi contacto con la dieta
  • Resultados que yo he experimentado
  • Su aplicación en familia
  • Consejos y secretos

Algo de historia

Hoy día el estilo de alimentación cetogénico es tendencia y ya hay mucha divulgación, sin embargo, esta dieta no es nueva. Se descubrió y aplicó en 1920 para tratar la epilepsia y el autismo en niños y a pesar de su éxito fue abandonada por décadas. En los 90’s una mami desesperada por mejorar los ataques epilépticos de su hijo la redescubrió y creó la Charlie Foundation como plataforma de difusión.

El modelo de dieta ceto es ahora de gran actualidad porque los especialistas se están dando cuenta de sus beneficios en la salud.

La exacerbación de la comida procesada, llena de azúcar y conservantes, por parte de la producción industrial ha promovido, dicen los expertos, una sociedad pre-diabética con muchos problemas de salud derivados del abuso de alimentos ultra procesados.

Industria de alimentos procesados

¿En qué se basa la dieta cetogénica?

Como su nombre indica consiste en el uso de cuerpos cetónicos o cetonas como energía para nuestro cuerpo.

De siempre se ha priorizado la glucosa para funcionar, en cambio, ahora, se está sosteniendo la propuesta (desde ámbitos médicos) de que el cuerpo, Y SOBRE TODO EL CEREBRO, funcionan mejor con grasa.

Desde que nacemos tenemos a nuestra disposición dos “gasolinas “ : glucosa y grasa. De muy pequeños, cuando aún no existe el daño metabólico nuestro organismo puede saltar de una a otra energía arbitrariamente, según la demanda. Pero, con los años, esa flexibilidad se deteriora porque el cuerpo está acostumbrado a comer un exceso de azúcares que tiene que sintetizar para no entrar en colapso. Así se llega al síndrome metabólico que produce tantas enfermedades.

La dieta cetogénica revierte el metabolismo dañado para que volvamos a funcionar con grasa, o lo que es lo mismo, cetonas. 

Las grasas han sido el gran demonizado por décadas y hace que seamos reticentes a consumirlas debido a una barrera mental promovida por la industria. Obviamente hay grasas “malas” y grasas “buenas” o grasas keto. Aquí dejo un video en el que la Dra. Belaustegui explica todo esto maravillosamente.

Los beneficios de la dieta cetogénica

Los beneficios derivados de este tipo de alimentación serán diferentes según el objetivo. Aseguran los médicos que se puede mejorar alguna enfermedad crónica, adelgazar o restaurar el sistema inmune, entre otras cosas. Depende de lo que se quiera conseguir los resultados pueden verse en poco tiempo (cuento mi experiencia en el siguiente post) y el efecto es más amplio o más ajustado. 

Aunque se puede usar para perder peso, hay un beneficio a medio plazo mucho más rentable: eliminar la inflamación del cuerpo y prevenir la diabetes.

Esta página web es una de las más completas y oficiales que existen sobre la dieta cetogénica en la que se puede encontrar todo tipo de información y apoyo.

NOTA IMPORTANTE: hay que mencionar la KETO FLU, una cascada de síntomas parecidos a los de la gripe común provocados precisamente por el cambio de combustible para funcionar: de usar carbohidratos a usar grasa. Hay personas que tienen mayor daño metabólico y van a necesitar una adaptación más larga con la aparición de algunos efectos colaterales. Esta sintomatología gripal es algo desafortunada en estos momentos porque podría confundirse con los efectos del COVID-19. Por ello lo mejor es siempre seguir los consejos de un médico.

Qué alimentos comer: alimentos permitidos y alimentos prohibidos

LA REGLA DE ORO de esta alimentación es comer:

  • alto en grasa
  • moderado en proteínas
  • bajo en hidratos de carbono
dieta cetogénica

LAS GRASAS “BUENAS”

Las grasas aconsejadas en la dieta cetogénica son:

  • Aceite de oliva
  • Aceitunas
  • Aceites de semillas (sésamo, lino) o de frutos (coco,aguacate)
  • Los lácteos (menos el yogur y la leche)
  • Ghee
  • Leche de coco (sin azúcar)
  • Las mantecas de animales (cerdo,pato, res)
  • Aguacate
  • Semillas
  • Frutos secos (atención! el cacahuete es una legumbre)
  • La grasa del pescado, huevos y carne

Super importante ! los productos de origen animal TIENEN QUE SER ECOLÓGICOS para evitar consumir las toxinas que suelen acumularse en los depósitos grasos de los animales. 

LAS PROTEÍNAS ACONSEJADAS

Para hacer con éxito esta dieta, y según coinciden la mayoría de expertos, las proteínas tienen que ser de origen animal. Cuidado! esto no significa que nos vamos a atascar de carne! La clave de la dieta es un consumo moderado de proteína (1 gr. por kg. de nuestro peso ideal). Además, los quesos, pescados, aves y huevos son una gran fuente de proteína.

dieta cetogénica

Ojo! las legumbres, entendidas como proteínas, no están contempladas en esta dieta porque son muy altas en carbohidratos y además contienen lectinas, un antinutriente.

LOS HIDRATOS DE CARBONO PERMITIDOS

La baja ingesta de glúcidos en este tipo de nutrición tiene que venir de los vegetales sobre todo de hojas verdes y crucíferas (brócoli, col, coles de bruselas, etc). Hay que menguar el consumo de vegetales de raíz y de otros con alto índice glucémico. Consulta la tabla de IG.

FRUTA PROHIBIDA

Las frutas son las «chucherías de la naturaleza» y no hay que abusar de ellas porque tienen mucho azúcar.

En la alimentación cetogénica se pueden comer con moderación frutas del bosque cuando sean estacionales.

LOS ENEMIGOS EN ESTA DIETA

  • Azúcar blanco, integral, de caña, panela
  • Miel
  • Melazas y jarabes de cereales
  • Productos procesados
  • Cereales y harinas
  • Aceites vegetales 
  • Alcohol
el veneno blanco

EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, INTENTA QUE TODOS LOS ALIMENTOS SEAN DE BUENA CALIDAD, A PODER SER ECOLÓGICOS, DE TU ZONA Y ESTACIONALES.

En youtube hay centenares de recetas cetogénicas. Cuidado con hacer una dieta keto “sucia” como cuento en el siguiente post.

(*)Nota explicativa: en la dieta cetogénica, los términos glucosa, glúcidos, azúcar, hidratos de carbono y carbohidratos actúan como sinónimos.

SI TE APETECE SEGUIRME MÁS DE CERCA...